Baño de asiento para las hemorroides y el diagnóstico

Si sufre de hemorroides y el alivio para su investigación, usted se reunirá con uno de los más fáciles y efectivas para ayudar. Este método también es muy relajante. Antes de bucear más profundamente en los procedimientos de la silla de baño que pueden ayudar a luchar contra las partes más dolorosas de las hemorroides, ayuda a aprender más sobre cómo las hemorroides se desarrollan.

Las hemorroides son un problema de salud muy típico que perturbe lo menos el 30% de los estadounidenses. Esta condición puede ocurrir en personas de cualquier edad, pero son más comunes en la edad madura. De hecho, parece que la población de mayor edad es más probable que adquieran las hemorroides que cualquier grupo de edad. Los datos para este grupo de edad, en verdad, no es muy prometedor: se espera que sólo el 50% de las personas mayores de 50 años han sido o van a desarrollar algún tipo de enfermedad asociada con las hemorroides.

¿Qué son las hemorroides? En su mayoría son grandes venas sanguíneos inflamados, ubicadas en el área abierta del recto. Estas venas inflamadas de la sangre se agrupan entre sí, creando un montón de tejidos y la línea de superimposants mucosa. La mayoría de los pacientes a vivir con la hemorroide externa que a menudo se forman en los labios anales. La mayoría de la gente puede adquirir un principio las hemorroides internas, que poco a poco cambios en las hemorroides externas. Otros pacientes sufren de hemorroides internas que no son tan dolorosas, y por lo tanto más rígida para que el paciente se da cuenta. Uno de los indicadores más típicos de las hemorroides es rojo hemorragia grave posicionado en la superficie exterior del intestino. El sangrado también puede ocurrir en el papel higiénico o en la taza del inodoro.

La técnica del baño de asiento

Métodos sin ningún problema para conseguir un alivio si usted tiene síntomas de las hemorroides es participar en un baño de asiento. Lo que un baño de asiento? Este procedimiento se conoce comúnmente como hidroterapia. Este tratamiento se recomienda para las hemorroides de grado menor. El baño de asiento es en realidad un baño caliente, que comprende la inmersión de los muslos o caderas en el agua. Un baño de asiento debe estar tibia, no demasiado caliente. Las temperaturas adecuadas para el rango de la terapia de 95-100 grados Fahrenheit o 38 a 40 grados centígrados.

Un baño de asiento puede ser muy eficaz para las hemorroides de grados leves que requieren tratamiento de los indicadores habituales, tales como picazón, ampollas y comezón. Los baños de asiento han sido considerados por la liberación de todos los tipos de muñón vaginal o anal. Si quieres experimentar un baño de asiento, puede obtener una gran cantidad de material que hace que la experiencia de preparar un baño de asiento es una tarea sencilla.

Por ejemplo, puede utilizar una silla de baño inflable que se conectará con el fregadero, y presenta un sistema de baño está completamente controlada. La técnica debe permitir un suministro fácil y continuo de agua caliente. Si usted está sufriendo de síntomas leves de hemorroides, usted encontrará que un baño de asiento puede proporcionar un enjuague en un descanso moderado, que no influyen en la gravedad de las hemorroides, sin embargo, puede ayudar a calmar el dolor y la irritación que viene con las hemorroides.

El diagnóstico de hemorroides

En general, todo el mundo tiene hemorroides internas, pero por lo general no observables, que no suponen un problema o una amenaza para la salud y generalmente se quedan fuera de la vista y no muestran señales de advertencia. Usted no lo creerá, pero cerca de 15 millones de personas en todo el mundo se ven obstaculizados por las hemorroides aburridas año tras año.

Cuando los síntomas de las hemorroides originalmente presente, la respuesta típica es el miedo alarmante, y la ansiedad.

De repente, el paso hacia atrás tiene un interior que parece como si se arranca de ella y te das cuenta de que las hemorroides también pueden causar dolor e irritación, ya que nunca he sentido antes.

Para la mayoría de los pacientes, la ansiedad de ver manchas de sangre a todos un dolor insoportable repentina y extrema de una trombosis hemorroidal puede ser grave.

Afortunadamente, las hemorroides son venas inflamadas en realidad la sangre que la mayoría de los pacientes se curan fácilmente o tratada.

Mientras que tener hemorroides es vergonzoso lo suficiente ya que se asocia con las heces (la acción y la organización privada discreta) y nuestro ano (una parte del cuerpo privado) no debe estar completamente avergonzada cuando se necesita un examen médico. Los médicos están altamente capacitados, especialistas, especialmente de colon, para hacer frente a los aspectos desagradables de las hemorroides.

La cuestión de la vergüenza puede ser aún más frustrante con las hemorroides, si pensamos que, por cualquier medio es causada por el sexo anal. Una persona puede sentir que el médico va a seguir un rastro de aspecto muy personal, y hacer preguntas con las hemorroides. Los médicos no hacer preguntas que son demasiado personales y es muy inmoral si te dan por daños a su condición.

En realidad, el problema de las hemorroides es tan ampliamente conocido en la comunidad médica que los médicos están lo suficientemente experimentado y calificado para realizar una ligadura con banda elástica normal o inyección para el tratamiento de las hemorroides durante su estadía en una clínica, una sala de operación, o cualquier tipo de hemorroides tratamiento médico. Ellos han visto probablemente los pacientes con hemorroides todos los días y generalmente no se molestó.

Así que cuando una persona supera sus emociones de vergüenza, al ver que el médico probablemente nunca se es demasiado privado a sus preguntas acerca de sus hemorroides, usted puede conseguir una sensación de alivio de visitar a su médico, y la búsqueda de información sobre el tratamiento de las hemorroides que piensan que es mejor para su caso - más probable es que una ingesta de fibra, para empezar.

Otra gran idea es tomar nota de los síntomas de las hemorroides, por lo que cuando un paciente presenta observaciones al médico, es sólo una cuestión de la lectura de los síntomas. Así que incluso si una persona era un poco perturbado, todos los síntomas de las hemorroides se puede expresar sin sentirse al final para salir de la clínica con un rencor y un rostro pálido.

Un mal orientado respecto a las hemorroides pueden ser confundidos con hemorroides fisuras anales, las verrugas y el cáncer del colon. Así que cuando usted desea conseguir la atención médica adecuada, usted debe consultar a un médico como auto-diagnóstico puede ser difícil y peligroso.